hipotecas

 

 

INTERESES

 

 

   
seguros para jovenes Indices de referencia

indices referencia

 

 

 

 

 

seguros para jovenes Letra pequeña

la letra pequeña

 

 
   

 

 

 

ORIGEN

 

Todo préstamo consiste, en su esencia, en:

  • La entidad bancaria presta dinero a un cliente a fecha de hoy.

  • El cliente devuelve, en forma de pagos posteriores y periódicos, la cantidad debida.

  • Como contraprestación del servicio, el cliente, además, devuelve una cantidad de dinero mayor a la percibida originalmente. Este último concepto es lo que se denomina INTERÉS. Es decir, el pago al banco / caja de un dinero EXTRA por haber prestado el dinero en su día.

 

Ejemplo: suponga que el banco o caja le presta 1.000 euros. Y pactan, como forma de devolución, 10 cuotas, que serán pagadas a primeros de cada mes.

 

En principio, cada día 1 de cada mes, debería devolver al banco, 100 euros, hasta completar 10 meses.

 

Ahora bien, como contraprestación del anticipo de dinero, pacta con el banco que en vez de esos 100 euros mensuales, le dará 105 euros, siendo el exceso (los 5 euros), el interés o el extra que recibirá el banco o caja.

 

Por lo tanto, se puede definir el INTERÉS como el costo de utilizar recursos de terceros.

 

 

DEFINICIÓN: tasa de interés nominal anual

 

Existe una norma general o común para medir la forma de cobrar el dinero extra que la entidad bancaria va a percibir por prestar el dinero al cliente, y es a través de lo que se conoce como TASA DE INTERÉS NOMINAL ANUAL, lo que comúnmente se conoce como INTERÉS. (nota: existen múltiples definiciones, pero de cara al usuario, esta es las más interesante, útil, y la referencia que utilizan todas las entidades financieras)

 

Con dicha expresión, lo que se pretende es que todo el sistema financiero utilice una misma expresión, y una misma ''vara de medir'', con el objetivo de aunar criterios. De cara al usuario, al importancia radica en que pueda COMPARAR lo que una entidad ofrece respecto a otra, o la oferta de hoy en día con respecto a años pasados.

 

Ejemplo: suponga que el banco le presta 100.000 euros, a una tasa de interés nominal anual del 6%. Al cabo del año, usted deberá pagar 106.000 euros en total.

 

Ahora bien, los préstamos hipotecarios se suelen solicitar con condiciones de devolución diferentes, es decir:

  • La forma de devolución suele ser a través de cuotas mensuales

  • El plazo de tiempo suele mas de un año (15-20-25-30)

Por lo tanto, habría que hablar de términos mas complejos, que no vienen al caso, puesto que esta web no pretende ser un referente en matemáticas aplicadas. Si desea saber cuánto le va a costar la letra mensual de un préstamo de X euros a Y años, tiene a su disposición nuestra CALCULADORA FINANCIERA.

 

 

TIPOS DE INTERÉS EN UNA HIPOTECA: FIJO Y VARIABLE

 

Los préstamos hipotecarios suelen solicitarse para periodos de devolución muy largos, siendo práctica habitual que sean entre 15 a 30 años (incluso hay préstamos a 50 años).

 

El motivo es muy simple, y es que la cantidad de dinero solicitada, y por tanto a devolver, es muy elevada con respecto al poder adquisitivo y sueldo de hoy en día. Ello hace necesario que el usuario solicite una forma de devolución que se pueda adaptar a sus necesidades, de ahí que cada vez mas, por la carestía de la vivienda, se vayan aplazando a periodos mas largos.

 

Pero definido ya el concepto de lo que el banco va a cobrar el cliente (un interés), la cuestión es:

 

¿qué interés me va a cobrar a mi el banco o caja?

 

Pues bien, las entidades financieras aplican dos sistemas completamente diferentes.

 

  • Interés fijo

  • Interés variable

 

El sistema de interés fijo implica que, durante TODA la vida del préstamo, la entidad financiera va a aplicar un MISMO interés.

 

Es un tipo de interés que están en desuso al realizar una hipoteca (es muy habitual en préstamos personales a 1-2-3-5-6 años), ya que debido a que la vida del préstamo es muy larga, y el mercado y evolución de tipos de interés muy cambiante, nadie puede predecir si dentro de 10 años, el interés de hoy es bajo, o alto...

 

Ejemplo: en el año 1.990, era común suscribir hipotecas a tipo de interés fijo del 13%. En el siglo XXI, se estaban suscribiendo hipotecas al 3-4-5%.

 

Suponga que solicita un préstamo de 100.000 euros, a devolver en 30 años. Al 3% implicaría una cuota mensual de 421,60 euros, mientras que al 13% sería de 1.106,20 euros.

 

De cara al usuario, por ello, tampoco es aconsejable, ya que la entidad financiera en caso de duda, establecerá un tipo de interés elevado para ''no pillares los dedos''.

 

Por lo tanto, el sistema de aplicación mas utilizado, y recomendable para todo el mundo, es el sistema de INTERÉS VARIABLE.

 

Dicho interés, como su propia palabra indica, PUEDE variar, y lo hace en función de las condiciones del mercado y la economía en general. De tal manera que si en una época los intereses son muy altos, el usuario pagará unos intereses altos, y si están muy bajos, el usuario se podrá beneficiar de pagos mas reducidos.

 

Por así decirlo, es un sistema EQUITATIVO, ya que ni la entidad financiera que prestó el dinero, ni el usuario que lo va a pagar, se ven perjudicados en la operación por los ''vaivenes'' de la economía.

 

Debido a su amplitud, lo tratamos en tema aparte titulado ''elegir tipo de interés''