hipotecas

 

 

 

 

REVISION DE INTERESES DE UNA HIPOTECA VARIABLE

 

Nota: este concepto es aplicable SOLO a hipotecas de interés variable.

 

ORIGEN

 

El propio concepto de hipoteca sujeta a interés variable implica que dicho interés, podrá fluctuar cada cierto periodo de tiempo.

 

Y para que ello ocurra, se tiene que producir una ACTUALIZACIÓN, o revisión del mismo, con el objetivo que se adapte el interés de la hipoteca a las condiciones de la economía y el mercado en cada momento.

 

La forma utilizada por las entidades financieras es muy sencilla, y consiste en lo siguiente:

 

 

Periodo de revisión

 

Normalmente, existe un periodo inicial de seis meses, un año (en hipotecas mixtas puede llegar incluso a cinco años) donde se establece un interés fijo. A partir de ahí, y cada cierto periodo de tiempo, todos los bancos / cajas realizan revisiones cada seis meses, o cada año, en función de lo que se acuerde con el cliente, que será reflejado en la escritura pública ante Notario.

 

No tiene porqué ser ni mejor ni peor revisar cada seis meses, o cada año. Habrá épocas que sea mas beneficioso para el banco / caja, y otras veces, será mas beneficioso para el cliente.

 

Ejemplo: si el interés aplicado a su hipoteca, a día de hoy es del 3.5%, y su índice de referencia está por encima de dicho valor, al cliente no le interesaría proceder a la revisión del mismo, y por tanto, cuanto mas tarde, mejor. Sin embargo, si el interés de referencia es mucho menor, a quién no le interesará revisarlo es a la entidad financiera.

 

Por poner un ejemplo real, en Noviembre del año 2001, el Euribor estaba al 3.198%. Si la revisión se hubiera producido a los seis meses, en Mayo de 2.002, dicho interés era del 3.954%, y al año, es decir, en Noviembre del 2002, al 3.013%

 

Es decir, es este caso, al cliente no le hubiera interesado realizar una revisión semestral, sino mas bien anual.

 

Sin embargo, si tomamos como referencia Mayo de 2002, es evidente que al usuario SI le hubiera interesado revisar el tipo de interés en Noviembre de 2002.

 

 

Forma de aplicación

 

Una vez conocido el mes que se debe tomar como referencia, y el tipo de interés en concreto, lo siguiente será APLICAR lo que se ha firmado. Es decir.

  • Toma del interés de referencia

  • Aplicar el diferencial correspondiente, según lo pactado.

Ejemplo: suponga que tiene pactadas las condiciones siguientes:

 

  • Índice de referencia: Euribor a un año.

  • Diferencial: + 0.5 puntos

Si el índice de referencia fuera, por ejemplo, 3.126%, el tipo de interés aplicado a su hipoteca sería de: