hipotecas

 

 

 

 

INTERESES DE DEMORA EN UNA HIPOTECA

 

Lo habitual y normal en el 99% de los casos el cliente pagua todas las cuotas, en el tiempo y forma tal y como lo ha convenido a la hora de firmar las escrituras.

 

Ahora bien, si por el motivo que fuera, el cliente NO PAGA una cuota en la fecha señalada, el banco cobra, por así decirlo, una ''penalización''. Es lo que se conoce como INTERÉS DE DEMORA.

 

Por lo tanto, SOLO se aplica si llegado el día de cobro de una cuota, el banco no lo puede hacer efectivo.

 

Se suele calcular por día transcurrido sin pagar la cuota, y suele ser un valor muy alto, del orden al 20 % de interés anual nominal.

 

Así mismo, algunas entidades financieras aplican, además, un ''recargo'' fijo, por ejemplo, de 20 euros, por el simple hecho de no pagar la cuota en el día señalado. Tenga en cuanta que el impago de una cuota significa ''poner en marcha toda una maquinaria'', que supone notificarle el impago, etc, etc.

 

Es evidente que si pasado el tiempo el cliente sigue sin pagar la cuota, el banco tomará otro tipo de medidas, y llegado el caso, se puede producir, incluso, UN EMBARGO.

 

 

¿se puede negociar?

 

 

El interés de demora se pacta cuando se firma la hipoteca, aunque es un aspecto que NADIE negocia. Si usted decide negociar este aspecto, tenga en cuenta que la entidad financiera ''se mosqueará'', ya que usted está negociando lo que ocurrirá cuando NO PAGUE.

 

Por lo tanto, ni se moleste en ello.

 

 

¿alguna alternativa?

 

 

Existe en el mercado hipotecas que ofrecen la posibilidad de aplazar un determinado número de cuotas.

 

Suponga que, por el motivo que fuera, un mes no puede hacer frente al pago de una cuota. Pues bien, con este tipo de hipotecas, se puede aplazar a otro mes distinto el pago de dicha cuota.

 

Es evidente que ese ''retraso'' implica un recargo, pero que no es del mismo calibre ni importancia que si se aplica el interés de demora.