hipotecas

 

 

 

 

AHORRO Y DESGRAVACIONES

ANTES DE LA COMPRA DE VIVIENDA

 

Desde el punto de vista fiscal, tener una buena previsión ANTES de comprar la vivienda le ayudará a ganarse muchos euros a través de la declaración de la renta.

 

El punto clave para comprender una previsión inicial reside en el año que se firman las escrituras de compra / venta (ver un ejemplo aquí)

 

En ese año, hay desembolsar una gran cantidad de dinero, como consecuencia de los gastos inherentes a la compra / venta.

 

Tenga presente que va a tener que pagar IVA o Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, los gastos de la escritura de compra / venta, los gastos de la escritura de la hipoteca (si la solicita), etc, etc.

 

Debido a que ese año solo podrá deducirse un máximo de 9.000 euros por persona, o por unidad familiar si realiza la declaración conjunta, el EXCESO sobre ese dinero a pagado, NO lo podrá deducir.

 

¿cómo evitar esto?: DESGRAVÁNDOSELO ANTES. (hemos preparado un ejemplo aquí, con detalles de la operación, y comentarios acerca de como sacar mas rendimiento fiscal).

 

Si usted tiene previsto la compra de la vivienda, le aconsejamos que ANTES de comprarla, haga un esfuerzo y ahorre todo lo posible, hasta alcanzar el máximo que le permite la Ley.

 

Con ello conseguirá, desde el punto de vista fiscal:

  • Obtener una desgravación YA, lo que supone un dinero YA, y no dentro de unos años.

  • ''Descargar'' los gastos que tendrá que soportar el año de la compra, y por tanto, poder deducirse el máximo posible, evitando superar los límites que marca la Ley, y por ello, no desgravárselos.

 

 

¿CÓMO SE HACE?

 

Hay varias fórmulas:

  • En viviendas de nueva construcción, aportando antes de la firma de las escrituras, cantidades ''a cuenta''.

  • En viviendas usadas, realizando un contrato privado con anterioridad, y entregando una ''señal''.

  • Creando una cuenta vivienda.

 

De cara a Hacienda, esto significa que usted ya ha empezado a comprar su vivienda, y por tanto, ya se puede empezar a deducir en la declaración de la renta.

 

Sobre la ''letra pequeña'' de las cantidades depositadas ''a cuenta'' en la compra de una vivienda nueva o usada, lo hemos en el apartado de escrituras. A continuación mostramos un detalle mas pormenorizado del concepto y origen de las ''cuentas viviendas''.

 

 

LA CUENTA VIVIENDA

 

 

Una cuenta vivienda es una cuenta corriente que cualquiera puede abrir en una entidad financiera, bajo la especificación de ''cuenta vivienda'' en la que las aportaciones que se realicen a la misma se destinen, EXCLUSIVAMENTE,  a la compra futura de la vivienda habitual.

 

Es decir, que no es una ''cuenta corriente'', donde podemos estar ingresando y sacando dinero todos los días, asociando tarjetas, o pagos de recibos. Es... una cuenta destinada SOLO para la compra de la vivienda.

 

Y el dinero depositado lo podemos tener ''a plazo fijo'', o no, e incluso ganar unos rendimientos por tenerlo allí depositado.

 

Si por necesidad o urgencia es necesario ''sacar'' dinero se puede hacer, con la única salvedad que al concluir el año fiscal, exista, al menos, la MISMA cantidad que cuando terminó el año anterior. Si no fuera así, de las cantidades ya deducidas, habría que declarar una ''desinversión'', y por tanto, devolver lo que nos deducimos en años anteriores, y además, unos intereses de demora.

 

La ''vida'' o plazo máximo que una cuenta vivienda tiene es de CUATRO (4) años, a partir de cuyo momento la Ley exige que el usuario COMPRE una vivienda.

 

Dicha compra puede ser efectiva y real, a través de la firma de unas escrituras, o bien ''artificial'', mediante la compra de una vivienda en construcción, siempre que, en este caso, la obras finalicen en menos de cuatro años desde que se firmó el contrato de compra con el promotor / constructor.

 

Es decir, puede darse el caso que transcurran OCHO años desde que se abrió la cuenta vivienda y al final se ha realizado la compra efectiva de la vivienda.

 

 

¿Y SI YA SE HA DEDUCIDO ANTES?

 

Tenga presente que en el supuesto de haberse deducido con anterioridad por la compra de una vivienda, NO PUEDE empezar a deducirse hasta tanto en cuanto no aporte la misma cantidad que se dedujo con anterioridad.

 

Ejemplo: si por su vivienda habitual anterior se dedujo 6.000 euros, hasta que no aporte dicha cantidad, no podrá deducirse, y a partir de ese momento, es como si empezara desde cero.