hipotecas

 

 

 

 

COMISION DE CANCELACION DE UNA HIPOTECA

 

Esta comisión SOLO se aplica si en el momento de proceder a la CANCELACIÓN de la hipoteca, aún queda capital pendiente que pagar, y el usuario paga el TOTAL de dicha cantidad debida.

 

Ejemplo: suponga que tiene una hipoteca que le queda por pagar 100.000 euros, y otro banco le ofrece unas condiciones mucho mejores a las que tiene en la actualidad, por lo que decide cambiar de banco su hipoteca. En este caso, deberá amortizar todo el dinero.

 

Así mismo, es una comisión que se aplica en función de las circunstancias que provocan la cancelación de la hipoteca, de tal manera que:

  • Si la cancelación es como consecuencia de un cambio de entidad, la entidad financiera actual, seguramente, NO le perdonará ni un céntimo de euro correspondiente a la comisión de cancelación.

  • Si la cancelación es como consecuencia de terminar de pagar el préstamo, puede ocurrir que la entidad le cobre el total que le corresponde, solo una parte, o bien, incluso, que NO le cobre NADA, en función de lo que usted pueda negociar con ellos, o la deferencia que tengan hacia su cliente.

 

ORIGEN

 

A lo largo de la vida de un préstamo, las circunstancias del que lo paga, o las propias del mercado, pueden variar, y a veces, puede ser conveniente pagarlo antes de tiempo.

 

Ejemplo: suponga que ha obtenido un dinero extra, y quiere emplearlo en amortizar el TOTAL del préstamo, para pagar MENOS intereses.

 

A veces, también puede ocurrir que una entidad financiera distinta ofrezca unas mejores condiciones, y decide cambiar de banco, con lo cual, ser procedería a CANCELAR la deuda con la actual entidad financiera.

 

Las entidades financieras, o por exigencias de la Ley, ante estas posibles variaciones que se pueden producir, también aportan SOLUCIONES, ahora bien, ''con condiciones'', o mejor dicho, ''con comisiones''.

 

De ahí el nacimiento de la comisión de cancelación total.

 

CONCEPTO

 

Es una cantidad de dinero que la entidad financiera cobrará si se desea anticipar, adelantar, el TOTAL del capital que el cliente debe.

 

Se suele expresar en % sobre la cantidad a amortizar, y sus valores normales suelen ser el 1% en préstamos a interés variable (ya que la Ley 2/94 lo limita) o entre el 1 y el 3% en préstamos a interés fijo.

 

La justificación de esta comisión, según las entidades, es debido a dos motivos:

 

  • El banco tenía previsto ganar ''x'' euros al realizar la operación del préstamo. Si el cliente amortiza anticipadamente el capital que debe, el banco va a ganar menos dinero del previsto, y forma de compensar dicha pérdida consiste en cobrar esa comisión.

  • Exige unos gastos de gestión y administración del personal y los recursos que no estaban contemplados.

 

Rara vez la entidad financiera pondrá un 0%, y la justificación de esta comisión radica, sobre todo, en no ''dejar la puerta abierta'' para que al cliente pueda disponer de una mejor oferta y abandonar la entidad. Muchas veces no es importante en sí el préstamo sino todo lo que lleva aparejado (cuenta corriente, domiciliación de nóminas, seguros, tarjetas, etc, etc). Aparte de los dos motivos enumerados en el apartado anterior.

 

Es habitual, por tanto, que la comisión de cancelación sea la mayor posible.

 

Por ello, cuando se negocia un préstamo hipotecario, PRIMERO hay que negociar el tipo de interés, la comisión de apertura..., pero no deje de observar la comisión cancelación total.